miércoles, 26 de noviembre de 2008

Gente que conocí



Hace tres o cuatro años conocí a una chica que se llamaba Sol. En su momento ella tenía más o menos 18 años.
Era una chica muy linda. Alta, con linda piel, súper simpática. Había hecho el secundario en un acelearado y era hija del tecladista de una banda de blues. O su papá era amigo de uno. No me acuerdo.
Había trabajado como RRPP en la matineé de Pachá. Estaba llena de anécdotas de esa época. Me acuerdo que una vez contó que fue al boliche antes de una fiesta de quince y estaba en vestido y tacos y se sentía incómoda.
Sol usaba con frecuencia una campera blanca larga, grande. En la oreja sólo usaba dos tipos de aros: argollas y piercings para la panza.
Da lo que más le gustaba hablar a Sol era de su novio, Agustín. Creo que él era un poco más grande que ella. Trabajaba en una heladería. Ella tenía tatuado, en la parte baja de la espalda, ahí donde queda tan lindo, la sigla A.T.A.: Agustín Te Amo. Lo mismo aparecía cada vez que abrías su celular. Sol quería quedar embarazada de Agustín, se moría por darle un hijo. Me acuerdo que una vez vino y nos contó que estaba casi segura de que lo había logrado. No sé si tenía un atraso o algo así. Qué pasó al final, nunca lo supe.
Una vez, hablando de cumbia con Sol, ella me contó que si venía el cantante de El Original y la invitaba a escaparse con él, ella no lo dudaba un segundo.

No hay comentarios: